Aguacate lovers, julio es vuestro mes

Este superalimento se encuentra en plena temporada en España. El verano es la mejor época para encontrar y disfrutar de los aguacates y, claro, consumir los productos correspondientes a cada estación resulta una maravilla para tu salud, tus recetas y ¡tu economía! Sobre todo si hablamos de aguacates…

meneame
Compartir

La globalización con sus cosas buenas y sus malas. Tiene como ventaja el hecho que podamos acceder a cualquier tipo de fruta o verdura en cualquier época del año. Lo malo es que nos hemos acostumbrado a normalizar a que consumir un coco en Soria en pleno diciembre, por ejemplo, sea lo correcto, olvidando que los alimentos están fuera de su temporada y espacio natural. Consumir productos cultivados con el clima correspondiente tiene infinidad de beneficios, como es el caso de los aguacates durante el verano.

Este superalimento está de moda, aunque todavía hay quien duda sobre su identidad y no termina de identificar si es una fruta o una verdura, ¡no te equivoques! Es una fruta tropical. La cantidad de beneficios que aporta como el potasio, las vitaminas B6 y E, ácido fólico, fibra y grasas saludables nos ayudan a reducir el colesterol, además de su capacidad saciante lo convierten en un imprescindible de las dietas.

Da igual que persigas adelgazar, comer sano, ser vegano o un apasionado de la comida mexicana, parece como si el aguacate tuviera cabida en cualquier lado. De ahí que su club de fans sea toda una legión.

Pero, este manjar necesita de climas cálidos y, aunque podemos disponer de él durante todo el año recurriendo a países tropicales, el principal productor es Perú. En España el aguacate se produce principalmente en la Costa Tropical de Granada. Y la mejor época para disfrutar de los producidos en nuestro país es de junio a septiembre.

¿Quieres saber las ventajas de consumir aguacate de temporada? Toma nota:

  • Si lo consumes en temporada, al cultivarse con el clima propicio y completar su ciclo natural, te aseguras de que los aguacates sean frescos, conservan mejor sus propiedades nutricionales, sabor y aroma.
  • Su precio es más bajo. Para que en el mercado haya productos fuera de su temporada deben importarse desde zonas o países lejanos. En cambio, si provienen de la zona  te ahorrarás el coste del transporte.
  • Cuando nos empeñamos en cultivar un producto con un clima en contra, el uso de productos químicos se hace más necesario si se cultiva contra natura. Si consumes productos de temporada, por esta razón, siempre serán más ecológicos.