5 salsas caseras para chuparse los dedos

meneame
Compartir

55 salsas caseras para chuparse los dedos

Si eres fan del salseo, y no nos referimos ni al cotilleo ni a mover las caderas, sino a gozar como nadie cuando un plato sólido va acompañado de otra textura líquida, untuosa, cremosa y sabrosa; atento, porque con lo que vamos a contarte rebañarás con el dedo hasta que no quede ni gota.
Hay salsas caseras tan buenas que hasta se te saltarían las lágrimas, dejarías la comida y te abalanzarías únicamente sobre la salsa a untar pan como si no hubiera un mañana. Y hay salsas de bote también muy logradas (hace poco te enseñamos unas para amantes del picante), elaboradas con buenos ingredientes, buenos aceites y con menos conservantes, colorantes y todos esos “antes” que tanto evitamos.
Sin embargo, hay más posibilidades de que este fenómeno salsero ocurra si la salsa es casera en lugar de comprada. Por eso hoy te proponemos cinco ideas para que te pongas el delantal y consigas esa explosión de sabor, que hará que se te salten las lágrimas y te chupes los dedos. Así que guarda para otro día el tarro del súper en la despensa y conviértete en un maestro salsero.

Salsa de cilantro

Mezcla en la batidora un diente de ajo picado, un trocito de jengibre, un manojo de cilantro, unas hojas de menta, un yogur natural, el zumo de un limón, una cucharadita de azúcar y de sal, ¡y listo!

Si tienes pensado hacer una carne a la parrilla, dale un toque fresco con esta salsa tanto a las brochetas como a unas patatas asadas en papillote o hervidas. Con papadum, el pan indio crujiente y fino, no necesitas nada más que mojar y disfrutar de un sabroso aperitivo.

Atrás